Los productos desechables nos ayudan a reducir en gran medida, la cantidad de residuos químicos que enviamos cada día a nuestros mares y ríos, a través de detergentes, lejías, quitamanchas, etc.

Gracias a los productos desechables reducimos el consumo de agua, al no tener que volver a utilizar la lavadora.

Las toallas desechables te ayudan a ahorrar mucho dinero, ya que si sumásemos la parte proporcional de agua, consumo de electricidad (en lavadora y secadora), detergente, lejía, nos daría una cantidad casi 3 veces superior al precio de una toalla desechable. Esto sin contar la compra de la lavadora, la secadora y sus posteriores reparaciones.

Las toallas desechables también ayudan a que tengamos más tiempo para dedicar a nuestro negocio o a nuestro ocio.